RECOMENDACIONES PARA EL CULTIVO EXTERIOR

marihuana_fieldEl momento de la siembra: Desde finales de Abril hasta finales de Junio. Durante este periodo, el clima es más estable, por lo que facilitará el proceso Vegetativo de la planta.

El Lugar: Es importante elegir un espacio oculto a ojos ajenos, sin que esto afecte al desarrollo de las plantas. Ya sea por falta de luz u otras cosas

Las semillas: La elección de las semillas correctas van a marcar el resultado de nuestro cultivo. Hay que elegir variedades que se cultiven con facilidad en el lugar donde llevaremos a cabo el cultivo.

Los comienzos: Para realizar un cultivo en exterior, el primer paso es germinar las semillas. Estas se pueden germinar en la tierra directamente, en agua, en jiffys, en papel o algodón. Una vez germinada, nos encontramos en una etapa en la que debemos tener cuidado con las infecciones y problemas fúngicos. Para ello, antes de transplantar, es bueno esparcir un preparado bactericida que favorecerá el desarrollo de las raices.

Nutrición: Es un aspecto fundamental. Las plantas necesitan una docena de elementos para asimilar aquellas sustancias que necesita para desarrollrse. La utilización de fertilizantes de una manera adecuada, será fundamental para tener una cosecha final de gran calidad y cantidad. Los macroelementos básicos para las plantas de cannabis son: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

(N): Tine un papel fundamental para la formación de clorofila, por tanto, para realizar la fotosíntesis

(P): Básico para el desarrolo de las plantas. La falta de fósforo puede producir deformación de hojas y tallos. En casos extremos puede matar el propio tejido de la planta.

(K): Importante para la fotosíntesis. Su escasez afecta al desarrollo de la planta, crecimiento de hojas, ramas y raices.

¡MUY IMPORTANTE!: EL AGUA. Conviene que sea agua fresca y natural, con una presencia mínima de cloro. (si no es posible, almacenar el agua en recipientes y dejar abiertos un día para evaporar el cloro).

Volver arriba